OBJETIVO 12: GARANTIZAR MODALIDADES DE CONSUMO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES

El consumo y la producción sostenibles consisten en fomentar el uso eficiente de los recursos y la eficiencia energética, infraestructuras sostenibles y facilitar el acceso a los servicios básicos, empleos ecológicos y decentes,  reduciendo los futuros costos económicos, ambientales y sociales y aumentando la competitividad económica.

El objetivo del consumo y la producción sostenibles es fabricar o producir los insumos necesarios, no superfluos, con el menor coste en recursos naturales y energéticos posible, incrementando las ganancias netas de bienestar de las actividades económicas mediante la reducción de recursos, la degradación y la contaminación durante todo el ciclo de vida, logrando al mismo tiempo una mejor calidad de vida.

Consiste en involucrar a los consumidores mediante la sensibilización y la educación sobre el consumo y los modos de vida sostenibles, facilitándoles información adecuada a través de normas y etiquetas, y participando en la contratación pública sostenible.

  • Cada año alrededor de una tercera parte de los alimentos producidos acaba pudriéndose en los cubos de la basura de los consumidores y los minoristas o se estropea debido al transporte y los métodos de recolección deficientes.
  • Huella ecológica: Si la población mundial llega a los 9600 millones para 2050, harían falta casi 3 planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los modos de vida actuales.
  • Menos del 3% del agua del planeta es dulce (potable), de la cual el 2,5% está congelada en la Antártida, el Ártico y los glaciares. Por lo tanto, la humanidad cuenta solo con el 0,5% para satisfacer todas las necesidades de agua dulce de los ecosistemas y del hombre.
  • El ser humano está contaminando el agua a un ritmo más rápido del que precisa la naturaleza para reciclarla y purificarla en los ríos y los lagos.
  • El sector de la alimentación representa alrededor del 30% del consumo total de energía del mundo y cerca del 22% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero.
  • Aplicar el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles, con la participación de todos los países y bajo el liderazgo de los países desarrollados.
  • Lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales.
  • Reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las pérdidas posteriores a las cosechas.
  • Para 2020, lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los marcos internacionales convenidos, y reducir de manera significativa su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de reducir al mínimo sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente.
  • Disminuir de manera sustancial la generación de desechos mediante políticas de prevención, reducción, reciclaje y reutilización.
  • Alentar a las empresas a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes.
  • Promover prácticas de contratación pública que sean sostenibles, de conformidad con las políticas y prioridades nacionales.
  • Velar por que las personas de todo el mundo tengan información y conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.
  • Apoyar a los países en desarrollo en el fortalecimiento de su capacidad científica y tecnológica a fin de avanzar hacia modalidades de consumo y producción más sostenibles.
  • Elaborar y aplicar instrumentos que permitan seguir de cerca los efectos en el desarrollo sostenible con miras a lograr un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales.

El incremento de automóviles como medio de transporte (se prevé un aumento del 32% en la propiedad de vehículos de aquí a 2020) implica un incremento en los niveles de emisión de gases. La alternativa de medios de transporte sostenible y colectivo como medida para contrarrestar esta situación es un aspecto que debe fortalecerse sobre todo en los países en vías de desarrollo que no cuentan con capacidad financiera o técnica así como infraestructura vial que permita la consolidación de mecanismos alternativos de transporte más sostenibles.

La misma situación puede verse a nivel de los hogares, donde se registra un alto consumo energético lo mismo que desperdicio de alimentos. Mientras que cada año se desperdician 3.000 millones de toneladas de alimentos, casi 1.000 millones de personas están subalimentadas y otros 1.000 millones padecen hambre.

Por otro lado, un obstáculo adicional para este objetivo viene a ser la cada vez mayor degradación de la tierra y afectaciones en su fertilidad así como el uso insostenible del agua que disminuye la capacidad de producción sostenible de alimentos.

¿Qué se puede hacer para apoyar el alcance de este objetivo?

 

Desde la sociedad civil

 

Desde la formulación de políticas

 

Desde el Sector Privado

 

Desde la  comunidad científica y académica

Aumentar el nivel de conciencia sobre esta problemática y promover pequeños cambios a lo interno de los hogares que finalmente tienen un impacto importante a nivel global. Por ejemplo; con la utilización de bombillas de alto rendimiento energético o reducción de desperdicios de agua o alimentos.

 

 

 

Establecer políticas públicas de difusión de esta problemática para informar a la sociedad y dotarla de herramientas que permitan un consumo más responsable y sostenible.

Aprovechar las herramientas de la cooperación  internacional para gestionar soluciones que reduzcan el consumo y la contaminación ocasionada por el deficiente tratamiento de los recursos.

Identificar los “puntos críticos” y las áreas de oportunidad para reducir los impactos ambientales y sociales a través de innovaciones que permiten el consumo responsable y sostenible tanto dentro como fuera de la empresa.

Campañas de sensibilización sobre le consumo responsable que impacten a la comunidad universitaria en general y que se traduzcan en políticas institucionales que impliquen la reducción de desechos y menos desperdicios, así como un consumo informado y responsable.

Estrategias para la contratación y la compra pública responsable

Qué hace la UVa

  • Gijón Girón, Noemí. Campaña 3 C: Comercio Justo, Consumo Responsable y Compra Pública Ética

Esta Campaña de Consumo Responsable tiene como objetivo principal el compromiso de toda la comunidad universitaria por una forma de gestión responsable y eficiente de sus recursos. Mediante la formación integral de todos sus participantes se pretende fomentar el pensamiento crítico de forma que el compromiso real que se adquiera sirva de motor de cambio para toda la comunidad.

  • Noviembre. Curso Consumo responsable y Comercio Justo
  • I Concurso IDEAS en la UVa para la promoción del Comercio Justo.
  • Marzo. Guía para la compra ética y responsable de la UVA. Publicada en www.uva.es/cooperacion

 

  • Noviembre. Jornada sobre Comercio Justo y Comunicación.
  • Semana Universitaria por el Comercio Justo
  • Mayo. Semana Universitaria por el Comercio Justo
  • Conflictos relacionados con la industria extractiva en los países empobrecidos. Álvaro Abril García.

Exposición de las actividades de extracción de recursos naturales, la influencia del marco político-económico y sus consecuencias sociales y medioambientales. La investigación está compuesta por 20 países pertenecientes a América Latina, África, Asia y Oceanía con sus correspondientes conflictos.