OBJETIVO 15: PROMOVER EL USO SOSTENIBLE DE LOS ECOSISTEMAS TERRESTRES, LUCHAR CONTRA LA DESERTIFICACIÓN, DETENER E INVERTIR LA DEGRADACIÓN DE LAS TIERRAS Y FRENAR LA PÉRDIDA DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA

El 30% de la superficie terrestre está cubierta por bosques y estos, además de proporcionar seguridad alimentaria y refugio, son fundamentales para combatir el cambio climático, pues protegen la diversidad biológica y las viviendas de la población indígena. Cada año desaparecen 13 millones de hectáreas de bosque y la degradación persistente de las zonas áridas ha provocado la desertificación de 3.600 millones de hectáreas.

La deforestación y la desertificación –provocadas por las actividades humanas y el cambio climático– suponen grandes retos para el desarrollo sostenible y han afectado a las vidas y los medios de vida de millones de personas en la lucha contra la pobreza. Se están poniendo en marcha medidas destinadas a la gestión forestal y la lucha contra la desertificación.

Los bosques

  • Los bosques son el medio de vida de alrededor de 1600 millones de personas, incluidas más de 2000 culturas indígenas.
  • En los bosques habita más del 80% de las especies terrestres de animales, plantas e insectos.

La desertificación

  • De la agricultura dependen directamente 2600 millones de personas, pero el 52% de la tierra empleada para la agricultura se ha visto moderada o gravemente afectada por la degradación del suelo.
  • La degradación de la tierra afecta a 1500 millones de personas en todo el mundo.
  • Se calcula que la pérdida de tierra cultivable ha ascendido a entre 30 y 35 veces la tasa histórica.
  • Cada año se pierden 12 millones de hectáreas (23 hectáreas por minuto) como consecuencia de la sequía y la desertificación, en las que podrían cultivarse 20 millones de toneladas de cereales.
  • El 74% de las personas pobres se ven directamente afectadas por la degradación de la tierra a nivel mundial.

La diversidad biológica

  • De las 8.300 razas animales que se conocen, el 8% son ya especies extinguidas y el 22% especies en peligro de extinción.
  • De las más de 80 000 especies forestales, menos del 1% se han estudiado para su posible uso.
  • Tan solo 10 especies representan en torno al 30% de la pesca de captura marina y 10 especies constituyen alrededor del 50% de la producción acuícola.
  • Más del 80% de la alimentación humana se compone de plantas. Solo 5 cultivos de cereales proporcionan el 60% de la ingestión de energía.
  • Los microorganismos y los invertebrados son fundamentales para los servicios de los ecosistemas, pero aún no se sabe exactamente cuáles son ni se reconocen sus contribuciones.
  • Velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas.
  • Promover la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, poner fin a la deforestación, recuperar los bosques degradados e incrementar la forestación y la reforestación a nivel mundial.
  • Adoptar medidas para prevenir la introducción de especies exóticas invasoras y reducir de forma significativa sus efectos en los ecosistemas terrestres y acuáticos y controlar o erradicar las especies prioritarias.
  • Integrar los valores de los ecosistemas y la diversidad biológica en la planificación nacional y local, los procesos de desarrollo, las estrategias de reducción de la pobreza y la contabilidad.
  • Luchar contra la desertificación, rehabilitar las tierras y los suelos degradados, incluidas las tierras afectadas por la desertificación, la sequía y las inundaciones, y procurar lograr un mundo con una degradación neutra del suelo.Velar por la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica.
  • Movilizar un volumen apreciable de recursos procedentes de todas las fuentes y a todos los niveles para financiar la gestión forestal sostenible y proporcionar incentivos adecuados a los países en desarrollo para que promuevan dicha gestión, en particular con miras a la conservación y la reforestación.
  • Aumentar el apoyo mundial a la lucha contra la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas, en particular aumentando la capacidad de las comunidades locales para promover oportunidades de subsistencia sostenibles.

Promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica  supone un espectro muy amplio de problemas. El ecosistema en el que nos encontramos y su fauna es la base del motor económico del planeta. Con el aumento del nivel de población la demanda de todo tipo de productos cuya materia prima se encuentra en la naturaleza o en la fauna.

Los ecosistemas y la fauna son la materia prima de la sociedad gran parte de la sociedad depende de los beneficios que estos la aportan. Los obstáculos en lo referente a este punto se pueden dividir en dos: consumidores y los ofertantes. El ciudadano medio como consumidor elige lo que compra, muchas veces sin estar informado de la procedencia del producto, por lo tanto la desinformación conlleva a que el ciudadano medio (la mayor parte de la población) termine realizando prácticas nocivas de consumo en contra de sus intereses propios. Por otro lado están las compañías que se enriquecen con el comercio de estos productos, explotan la demanda de un producto para maximizar los beneficios, sin importar las consecuencias de la sobre explotación de recursos.

 

Desde la sociedad civil

 

Desde la formulación de políticas

 

Desde el Sector Privado

 

Desde la  comunidad científica y académica

Participar activamente en la formulación de políticas que promuevan los derechos del colectivo social, intercambio de conocimientos intergeneracionales para fomentar  la innovación y el pensamiento crítico que promueva  un cambio transformador en las vidas de las personas y las comunidades.

 

Facilitar el uso energías renovables mediantes subvenciones, facilidades, etc. Revisar y fortalecer la ley relacionada con los crimines hacia el ecosistema y la fauna.

Promover alternativas y compromisos ecológicos en sus prácticas implementando planes de gestión de residuos y sensibilización.

Continuar análisis e investigaciones que promuevan la continuidad y protección de ecosistemas mediante la propuesta de nuevas y mejores prácticas.

Qué hace la UVa

  • Convenio para la continuidad de la Cátedra de Micología: Esta catedra contribuye al desarrollo socioeconómico de las áreas productoras de hongos del medio rural. Con el apoyo de la diputación de Palencia se desarrollan estudios e investigaciones que sitúan a la UVa como referente internacional en este ámbito, posibilitando el desarrollo de investigaciones socioeconómicas de los hongos dirigidas a la valoración económica de la micología de la provincia, su comercialización y potencialidad para contribuir de esta manera al desarrollo del medio rural. Más información en http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/01.lauvainforma/1024839c-8c8b-11e6-8107-d59857eb090a/
  • Master Oficial de Investigación en Conservacion y Uso Sostenible de Sistemas Forestales: La Universidad de Valladolid, en colaboración con el Centro de Investigaciones Forestales del INIA, desarrolla, desde el curso 2003-04, un programa de estudios en Conservación y Uso Sostenible de Sistemas Forestalesque permite obtener los títulos de máster y de doctorado.  Más información en http://sostenible.palencia.uva.es/content/master-oficial-de-investigacion-en-conservacion-y-uso-sostenible-de-sistemas-forestales
  • Grupo de Ecohidráulica Aplicada (GEA): Grupo de investigación aplicada, de base tecnológica asociado al Instituto Tecnológico Agrario y Agrolimentario (ct) y a la Universidad de Valladolid (UVa). Su objetivo es mejorar la calidad ecológica de los ríos y hacer compatibles las actividades humanas con los ecosistemas acuáticos promoviendo proyectos de los planes estatales de I+D+i, desarrollando estudios propios o ajenos y colaboramos con otros centros de investigación (CEDEXUNIOSTE (Brasil), etc.).
  • A la vez, ofrece asistencias científico-técnicas especializadas, en el campo de los recursos hídricos, aprovechamientos piscícolas y sus ecosistemas asociados (escalas para peces, caudales ecológicos, restauración de ríos, simulación hidráulica, desarrollo de software, cursos de formación, etc.). Más información en http://www.gea-ecohidraulica.org/

Qué hacen otros